Nútrete Sin Plomo
Leave a comment

Vegetales y huevos – Cómo conservar los alimentos

kaboompics.com_Lettuce

Si alguna vez os surgen dudas de qué alimentos debemos meter en la nevera y cuáles es mejor conservar a temperatura ambiente para que se mantengan en buen estado durante más tiempo, tomad nota:

Las frutas y las verduras

En el caso de los vegetales no hay una norma que sirva para todos. Depende de las características de cada uno.

foodiesfeed.com_asparagus-radishes-fennel1Algunos vegetales de origen tropical se mantienen mejor fuera de la nevera, como los plátanos, los pimientos, los tomates, las berenjenas, las naranjas y los aguacates.

Las frutas de latitudes templadas, por su parte, aceptan bien la refrigeración. Es el caso de las manzanas, peras, higos y fresas.

Por otro lado, algunos vegetales son de metabolismo más lento y se mantienen en buen estado más tiempo fuera de la nevera. Por ejemplo las manzanas, las peras, los kiwis y las zanahorias. Sin embargo los higos y los frutos rojos tienen un metabolismo rápido y si no se refrigeran se estropean en seguida.

Cómo conservar un vegetal también depende de la parte de este que sea. Las raíces, como la zanahoria o los rábanos, son tejidos más resistentes que aguantan fuera de la nevera. Pasa lo mismo con las cebollas y los ajos, ya que están preparadas para mantenerse en la naturaleza a temperatura ambiente durante largos periodos de tiempo. Al igual que las patatas que, aunque no necesitan refrigeración, sí que necesitan un lugar oscuro y sin humedad para mantenerse en buen estado. Los tallos, como los espárragos, son más delicados y duran más tiempo en la nevera. Por su parte las hojas son el material más sensible y tienen un rápido metabolismo. Se oxidan rápidamente al contacto con el aire y lo mejor para conservarlas es protegerlas del oxígeno, en bolsas herméticas. Cierta humedad también ayuda a conservar las hortalizas en general, por lo que es mejor tenerlas dentro de una bolsa o de un cajón en la nevera.

Los huevos

kaboompics.com_Eggs in the Metal Basket

Se conservan mejor dentro de la nevera. A partir del momento en el que la gallina pone el huevo, este va sufriendo cambios que lo deterioran. A través de los poros de la cáscara, el huevo pierde agua, que se evapora. Poco a poco crece una burbuja de aire en su interior debido a esta pérdida de líquido. Además, la membrana que rodea la yema va debilitándose según pasa el tiempo. Todas estas alteraciones son frenadas si se conservan en la nevera, mejor en una huevera de plástico que de cartón y siempre cerrada. A ser posible, es preferible guardarlos en algún lugar de la nevera en el que no sufran movimientos bruscos y evitar guardarlos en la puerta.

Para saber lo fresco que está un huevo, lo más sencillo es sumergirlo en agua. Si se pega al fondo es fresco, si se queda de pie podemos seguir consumiéndolo pero está algo más deteriorado, si flota es preferible tirarlo.

Deja un comentario