Nútrete Sin Plomo
Leave a comment

Bagels veganos de coliflor

bagels-front

Reconozcámoslo, la coliflor no es una de las verduras más populares, quizás sea por su intenso olor al cocer o porque, por regla general, las recetas en las que se utiliza son bastante limitadas. A mi no me gusta demasiado, siempre he preferido a su hermano pequeño el brócoli, y a mi chico ya ni digamos…

Por eso hoy os traigo una receta ideal para niños -o para aquellos no tan niños que prefieren no saber que están comiendo coliflor-. Estos bagels veganos pueden presumir de un riquísimo sabor, con un suave matiz de coliflor, y de una masa tremendamente saludable. Sin gluten, sin sal, sin lácteos, sin huevo y 100% natural, apta para todos.

La coliflor, una hortaliza de la familia de las crucíferas, es muy rica en potasio, magnesio y fósforo, así como otros minerales. También es rica en vitamina A, vitamina C y vitamina B9. Es baja en calorías, baja en grasa y en proteínas, ideal para dietas de adelgazamiento. Por su alto contenido en potasio nos ayuda a eliminar toxinas y por su contenido en fósforo nos ayuda a que nuestro cerebro funcione correctamente. Sus componentes azufrados la convierte en una gran aliada para prevenir el cáncer y sus propiedades antioxidantes son ideales para cuidar de nuestra salud cardiovascular.

¿Y lo mejor? Puedes rellenar los bagels de lo que más te apetezca e involucrar a los otros miembros de la familia en la parte final de la preparación. Son divertidos, ligeros, sabrosos, muy nutritivos y nadie diría que estamos comiendo la temida coliflor 😉

bagels-2

Ingredientes

  • Media coliflor grande o una coliflor pequeña
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • 200 ml de agua aproximadamente
  • 200 gr de almendras molidas
  • 1 taza de harina de garbanzos
  • 1 cucharada de perejil en polvo o fresco

Preparación

Trituramos en un robot de cocina la coliflor y la reservamos en un cuenco grande donde prepararemos la masa. Mezclamos en un cuenco aparte el agua con la harina de garbanzos hasta que quede una mezcla homogénea. Esta mezcla resulta muy útil para sustituir en muchas recetas la textura del huevo. Añadimos la mezcla al cuenco donde tenemos la coliflor, junto con las almendras molidas y las especias. Puedes añadir cualquier otra especia que te guste para darle tu toque personal. Mezclamos con una cuchara (o con las manos) hasta obtener una masa uniforme. Preparamos los bagels utilizando las manos o un molde de donuts y los colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Yo también he incluido diferentes semillas para decorar cada bagel (de chía, de lino, de sésamo y de sésamo negro). Horneamos 35 minutos o hasta que estén doraditos los bagels a 170º.


Propuesta de relleno

Para rellenarlos he utilizado pepino, mini kumatos, brotes de alfafa, espárragos trigueros cocinados al horno y guacamole casero (cebolla, tomate, aguacate y zumo de limón). He combinado los ingredientes de diversas formas. Aprovecha para añadir las verduras que más te gusten (o lo que tengas en la nevera) y sé creativo. ¡Qué aproveche!

bagels-3

2

Deja un comentario