Vívelo Plus
Leave a comment

3 acciones fáciles para mejorar la salud de la espalda

yoga

Hola  a todos, mi nombre es Jorge, profesor de Yoga y autor de la web callateyhazyoga.com.
Sé lo que el Yoga puede hacer por nuestra salud y estoy empeñado en que todo el mundo haga Yoga en casa, por eso a partir de ahora, una vez al mes te voy a traer consejos, trucos y estrategias para que puedas hacer un poquito de Yoga en casa aunque nunca antes hayas practicado, ¿te apuntas?


Los dos poderes de la Salud

La comida vegana y el Yoga tienen algo en común y es que son dos pilares fundamentales para una buena salud, para mejorar un cuerpo intoxicado y estar mentalmente más ligeros, más activos y tener mucha más claridad.

Los lectores de este blog lo sabéis. Hubo un día en el que cambiasteis la forma de alimentaros y ahora os notáis mejor, más a gusto en vuestro cuerpo y activamente trabajando por vuestra salud.

El otro pilar clave es optimizar la estructura corporal. No digo que no estemos en forma, ya que la mayoría vamos al gimnasio o tenemos alguna rutina de ejercicios. No obstante, la estructura física, lo que nos mantiene erguidos, necesita de ajustes precisos para que todo funcione correctamente y podamos rendir más en esos ejercicios en el gimnasio, cuando salimos a correr o a hacer senderismo. Cualquier ejercicio físico que desarrollemos, y más aún si pasamos horas delante del ordenador trabajando o no hacemos nada, va a mejorar con la práctica del Yoga.

Olvídate de lo que conocemos como Yoga hasta ahora, no llevo pantalón blanco ni una larga barba, soy un tipo normal y hago cosas normales, pero sé que el Yoga es el arma más poderosa para colocar la estructura física y emocional en su lugar, y eso es lo que quiero hacer con esta serie de entradas: que todos podamos, con sencillas posturas, mejorar nuestro cuerpo y mente.


Mejorando la salud de la espalda

Hay unas cuantas cosas que tenemos que tener funcionando correctamente cuando hablamos de la espalda y que sin ellas, tanto la musculatura de la espalda como la columna en sí están abiertas a que aparezcan dolores por las compensaciones que vamos haciendo en el día a día sin darnos cuenta. Curiosamente, dos de las cosa más importantes para la salud de la espalda son las piernas y las caderas. Una vez que piernas y caderas tienen libertad de movimiento, dejarán de restringir la actividad de la espalda. Tenemos que pensar en las piernas y las caderas como dos frenos para la movilidad de la espalda: modifican sus curvas y limitan sus maniobras.

Y sí, una de las cosas que más oxidan las piernas y las caderas son las larguísimas horas sentados delante del ordenador en el trabajo.

Hay una cosa importante a tener en cuenta: El cuerpo está hecho para moverse. Con lo que siempre es mejor hacer algo, que no hacerlo.

Vamos a ver dos posturas super fáciles que mejoran la salud de piernas y caderas, que les devuelven esa libertad de movimientos que decíamos antes y que van a permitir que la espalda vuelva a tener sus curvas y sus márgenes de movimientos normales. Además, haremos una postura propia para aliviar los pequeños dolores de espalda.

Voy a poner dos ejemplos de cada postura, para que podáis hacerla en casa en cualquier rinconcito y para que podáis hacerlas en el trabajo en un minutito que paréis para descongestionar la espalda cargada. Anima a los compañeros a hacerlas porque ellos también sufren los mismos dolorcillos que nosotros. ¡No te lo guardes para ti!


3 acciones fáciles para mejorar los dolores de espalda

1. Estiremos las piernas

Esta es una acción super sencilla que estira toda la parte posterior de las piernas y en la que podemos regular fácilmente la intensidad del estiramiento según donde pongamos las manos. Cuanto más te cueste llegar a la pared con las manos,más limitadas están tus piernas y más tiraran de la espalda, con lo que es una buena idea hacerla cada día 2’ con cada pierna. Hazla durante 7 días seguidos y notarás la diferencia.

Cómo se hace:

  • Colócate en el suelo de rodillas, con algo blandito como una manta debajo para no hacerte daño.
  • Lleva una pierna a la pared y estirarla completamente, no alejes excesivamente el talón de la pared.
  • Estira los brazos por encima de la cabeza y lleva las manos a la pared, lo más arriba que puedas.
  • Mira al espacio que queda entre las manos y mantén la postura 2 minutos sin que se doble la rodilla.
  • Para hacerla en el trabajo pon el pie encima de una silla (colocar un folio o revista para no mancharla, jeje) y, tal como ves en la foto, lleva las manos a la pared. El estiramiento es similar a la anterior y puedes hacerla en cualquier lugar.

  callateyhazyoga-1-side.

2. Alarguemos el Psoas

Antes de mover las caderas vamos a estirar el famosísimo Psoas, un gran limitador de la espalda y gran productor de dolores de lumbar.

Cómo se hace:

  • Ponte a cuatro patas en el suelo con la manta de antes.
  • Lleva el pie derecho hacia delante dejando la rodilla justo encima del talón para que no sufra y, a partir de ahí, lleva la pierna izquierda lo más atrás que puedas.
  • Sube y pon las manos en las caderas juntando un poco los codos por detrás de la espalda para que también se abra el pecho.
  • Mantén la postura un minuto con cada pierna y repite dos veces por cada lado.
  • Para hacerla en el trabajo, siéntate de lado en una silla, coge el respaldo y lleva la pierna que queda libre hacia atrás. No va a ser tan intensa y efectiva como la postura en el suelo, pero podrás estirar un poquito ese psoas que se va acortando de tanto estar sentados.

callateyhazyoga-5-side

3. Giremos para descongestionar la columna

Está puedes hacerla igual en casa o en el trabajo y es muy fácil.

  • Siéntate de lado en una silla y con las manos en los muslos, empujandolos un poco hacía abajo, estira toda la espalda y cuello hacía arriba dos o  tres respiraciones.
  • Coge la silla con las manos en el respaldo y separa un poco los codos.
    Inhala, y al exhalar gira desde abajo toda la espalda. Primero la zona más baja de la espalda y ve subiendo el giro ayudándote de las manos. te recomiendo que por el momento no gires la cabeza, mejor deja la barbilla en el línea del pecho.
  • Mantén la acción de girar todo el rato, no la pares, es un giro sin fín, y haz al menos un minuto por lado respirando con normalidad. Para volver, hazlo al exhalar.

callateyhazyoga-8-side


veis, tres fragmentos de posturas de Yoga muy sencillas que podéis hacer en cualquier lugar. Os garantizo que aunque son muy fáciles de ejecutar y si las repetís durante 7 días seguidos os vais a notar más libres, ligeros y con menos dolores de espalda.

Os espero en mi web callateyhazyoga.com donde hago un curso de Yoga para que puedas aprender a practicar en casa empezando desde el principio aunque nunca hayas hecho Yoga antes.

Feliz Práctica 😉

Jorge

Deja un comentario