Estos muffins veganos y sin gluten estuvieron presentes en nuestra mesa de Navidad. Son ideales para cualquier ocasión, incluso para llevarlos en tupper a la oficina, para cenas con niños o para una mesa de picoteo con amigos. Acompañados de una buena ensalada de temporada, nos aportan proteínas vegetales y son una forma diferente de tomar verduras.

Esta receta lleva cebolla negra, que compré en Biocultura Madrid para probar qué tal. Ahora mismo sólo una marca produce cebolla negra en España (La Abuela Carmen). Tiene un sabor intenso, diferente y muy particular, por eso decidí añadirlas a esta receta. Además, las cebollas negras, que se producen mediante la fermentación de cebollas a una temperatura y humedad controladas, son más digestivas que las cebollas normales y le aportan un sabor dulzón y balsámico. Si no queréis añadir cebolla negra a la receta no pasa nada, los muffins quedarán igual de buenos solo con cebollas normales, eso sí, pochaditas en aceite de oliva a fuego lento y con mucho amor.

¡Espero que os guste la receta y que la disfrutéis con los que más queréis!

muffin-2

[yumprint-recipe id=’4′]descubre-la-experiencia

2desert CAMPING