Nútrete Sin Plomo, Vívelo Plus
Leave a comment

8 formas de incorporar el aceite de coco a tu vida + Receta

bocaditos-limon

Desde que lo descubrí, el aceite de coco se ha convertido para mi en un producto de referencia e imprescindible, de uso diario, dentro y fuera de la cocina. El aceite de coco es rico en ácido laúrico, un potente y probado agente antivírico, antibacteriano y antimicótico que nos ayuda a llevar una vida saludable y a prevenir enfermedades. En la cocina, junto con el aceite de oliva, es uno de los aceites más resistentes al calor (aguanta perfectamente hasta los 234ºC), por lo que es muy interesante para preparaciones frías y calientes.

En este post puedes descubrir los beneficios nutricionales del aceite de coco y por qué sus grasas saturadas de cadena media son saludables y beneficiosas para perder peso.  Así como aprender a preparar una Cheesecake crudivegana de arándanos y melocotón utilizando el aceite de coco. 

En este post quiero reunir todas las formas diferentes en las que utilizo el aceite de coco en mi vida diaria y recomendaros que probéis el aceite de coco de Dr. Goerg, porque es bio, 100% natural, tiene una calidad premium y además es de comercio justo.

1. Para hacer “oil pulling” o enjuague bucal con aceite de coco.

Se trata de una terapia ayurvédica en la que se utiliza el enjuague con aceite para atraer los gérmenes y las toxinas de la boca. Solo hay que tomar una cucharada sopera de aceite de coco y dejarla en la boca durante 20 minutos, tiempo en el que tenemos que mover el aceite por toda la boca. Al hacerlo veréis que el aceite se queda blanquecino, esto es porque va atrayendo las toxinas. Por ello nunca debéis tragaros el aceite. Un método milenario que ayuda a eliminar dolores de cabeza, eczemas, infecciones vaginales, problemas de estómago… Y lo mejor de todo es que no tiene ningún efecto secundario, solo puede hacernos bien. 

2. Para tomar dos cucharadas soperas en ayunas.

Sobre todo en periodos en los que notamos las defensas más bajas, en momentos de catarros o gripes o cuando tenemos una infección vaginal por hongos, nos ayudará por sus propiedades antimicóticas y antibacterianas. 

3. Para hacer una mascarilla facial con aceite de coco y azúcar de coco.

Mezcla y extiende por el rostro. El azúcar ayuda con un suave efecto exfoliante. 

4. Para utilizar como crema hidratante por todo el cuerpo.

5. Para dar un toque de brillo al pelo tras la ducha.

Añadiendo una pizca de aceite de coco en las puntas. 

6. Como bálsamo labial.

Solo hay que guardar un poco en un bote pequeño para tenerlo listo cuando estemos fuera de casa. Cuando sientas los labios secos, aplica un poco de aceite de coco. 

7. Para preparar salteados de verduras al wok.

Es un aceite muy aromático que dará un toque diferente a nuestros platos de verduras. 

8. Para preparar riquísimos postres crudiveganos.

 


Podéis encontrar muchas recetas en las que utilizo el aceite de coco en el blog y más abajo he hecho una recopilación para que podáis disfrutar de muchas de ellas. Además os traigo una nueva receta en la que utilizo el aceite de coco: los Bocaditos crudiveganos de lima.

Bocaditos crudiveganos de lima

Tiempo de preparación: 15 minutes

Bocaditos crudiveganos de lima

Refrescantes y aptos para todos, libres de lactosa, gluten y azúcares refinados, son ideales para compartir con todo el mundo y tomar dulce de una manera saludable.

Ingredientes

    Para la base:
  • 150 gr de almendras activadas
  • 1 cucharadita de aceite de coco de Dr. Goerg
  • 2 cucharaditas de sirope de ágave
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • Para el relleno:
  • 150 gr de anacardos activados
  • 1 melocotón en daditos, sin piel
  • 4 cucharaditas de zumo de lima
  • Piel de media lima rallada
  • 2 cucharaditas de aceite de coco de Dr. Goerg
  • 3 cucharaditas de sirope de ágave
  • Decoración:
  • Frambuesas
  • 4 onzas de chocolate negro
  • 1 cucharadita de aceite de coco de Dr. Goerg
  • Material y utensilios necesarios:
  • Batidora
  • Procesador de alimentos
  • Congelador
  • Microondas
  • Molde de silicona para muffins o cupcakes

Instrucciones

  1. Para preparar la base ponemos en el procesador de alimentos todos los ingredientes a temperatura ambiente y batimos hasta conseguir una masa pegajosa. Podemos triturarlo más o menos según las preferencias personales, para notar las almendras más enteras o no.
  2. Hacemos una base en los moldes y dejamos enfriar en el congelador mientras preparamos el relleno.
  3. Para el relleno, ponemos todos los ingredientes en la batidora o el procesador y batimos hasta que quede una masa uniforme.
  4. Añadimos la mezcla con cuidado en el molde, sobre la base, y decoramos con las frambuesas. Metemos de nuevo en el congelador.
  5. Preparamos el chocolate para la decoración calentando las onzas del chocolate junto con la cucharadita de aceite de coco en el microondas o al baño maría hasta que quede líquido. Atemperamos el chocolate antes de ponerlo sobre la mezcla ya que si está muy caliente la puede estropear.
  6. Cuando lo tenemos a temperatura ambiente, con ayuda de una cuchara, decoramos los bocaditos con el chocolate.
  7. Dejamos enfriar en la nevera al menos cinco horas o toda la noche.

Notas:

Los sacaremos 20 minutos antes de comer, para que pierdan un poco de frío y estén más cremosos.

http://thegreenfuel.com/2017/02/25/5-formas-incorporar-aceite-coco-vida/

Aquí os dejo 4 recetas más en las que podéis probar con el aceite de coco.

¡Espero que os gusten!

22-300x300 25-300x300

41-300x300 17-300x300

descubre-la-experiencia

2

Deja un comentario