El horno es sin duda uno de mis electrodomésticos favoritos para cocinar en los meses de frío. Me permite tener siempre listas deliciosas verduras que parece que se cocinan por arte de magia, sin apenas tener que intervenir en el proceso. Es uno de los reyes del Batch Cooking, lo utilizamos para dejar listas preparaciones básicas para todas las semana en nuestro momento de cocinado. ¿Un truco? Utiliza siempre el temporizador. Y si tu horno no tiene, utiliza una alarma en el móvil que te avise de que el tiempo ha pasado. Así puedes dedicarte a otras actividades mientras la cena (o parte de la cena) se hace sola.

Tenía muchísimas ganas de compartir esta receta aquí porque es muy sencilla de hacer, agradecida y deliciosa. Es perfecta como acompañamiento de un plato de curry de verduras con arroz, para hacer más compleja y diferente una ensalada o servir como aperitivo en una reunión con amigos. ¡No hay límites! Son zanahorias especiadas, que dejaremos en el horno lo justo como para que se ablanden ligeramente pero sin perder ese toque crujiente. Las serviremos con una salsa de yogur y semillas. Sencillamente deliciosas…

Zanahorias asadas especiadas

Ingredientes

  • 10-15 zanahorias medianas o pequeñas con tallo
  • una cucharadita de pimentón dulce
  • una cucharadita de ajo en polvo
  • una cucharadita de azafrán en polvo
  • una cucharadita de cardamomo en polvo
  • una pizca de pimienta negra
  • una pizca de sal
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Para la salsa de yogur:
  • un yogur de soja
  • un puñadito de hojas de menta
  • un chorrito de limón
  • una pizca de sal

Instrucciones

  1. Cortamos las hojas de las zanahoria, dejando un tallo de un par de centímetros.
  2. Pelamos las zanahorias con ayuda de un pelador.
  3. Ponemos las zanahorias en una bandeja apta para horno, añadimos la mezcla de especias y el aceite y removemos bien para que todas queden especiadas por igual.
  4. Horneamos a 180ºC entre 20-35 minutos aproximadamente. El tiempo dependerá del tamaño de las zanahorias. Pasados 15 minutos, comprobamos cada cierto tiempo la dureza de las zanahorias con ayuda de un cuchillo. Elegimos cuando sacarlas al gusto, a mi me gusta dejarlas un poco crujientes por dentro.
  5. Mientras se cocinan preparamos la salsa de yogur. Picamos la menta (o hierbabuena) y la añadimos al yogur junto con el zumo de limón. Dejamos reposar la salsa en la nevera hasta que estén listas las zanahorias.
  6. Servimos las zanahorias con salsa de yogur y pipas de girasol.
http://thegreenfuel.com/2018/01/25/zanahorias-asadas-especiadas/