Hoy comparto con vosotros una receta diseñada por la chef Lauren Lovatt. ¡Muchas gracias desde aquí por tu generosidad! Podéis leer aquí una entrevista con ella y conocer más sobre el menú que realizamos para el YogaBrunchClub del pasado fin de semana en Londres, una experiencia increíble.

Lauren está muy interesada en ‘Mind Food’ o comida que nutre y alimenta nuestra mente. La alimentación puede tener un papel fundamental en nuestra salud mental y esta receta está diseñada para dar de comer a nuestro cerebro. Elementos fermentados, grasas saludables y cereales que equilibran una tarta crudivegana deliciosa. ¡Espero que os guste mucho!

Raw Cheesecake Tapache de Piña

Una tarta grande (para 12)

Ingredientes

  • Para la base:
  • 1 T de copos de avena sin gluten
  • 1 T de semillas de sésamo
  • 1 T de coco deshidratado
  • 1 T de piña deshidratada
  • 1/4 T de aceite de coco (derretido)
  • 1/4 T de agua
  • Una pizca generosa de sal
  • Para la tarta:
  • 500 g de yogur de coco
  • 1 T de anacardos (remojados durante 8 horas)
  • 1 T de piña
  • 1 T de aceite de coco (derretido)
  • 2 C de sirope o miel
  • 1 c de extracto de vainilla
  • una pizca de sal
  • ralladura de un limón
  • 1 c de cúrcuma en polvo
  • una pizca de pimienta negra

Instrucciones

  1. En un procesador de alimentos añadimos todos los ingredientes secos de la base. Después añadimos los líquido hasta formar una masa manejable con la que podamos formar una bola. Añadimos la mezcla a un molde de tarta forrado con papel film y dejamos enfriar en la nevera mientras preparamos el relleno de la tarta.
  2. Trituramos los anacardos (previamente escurrridos y aclarados) y el resto de ingredientes (excepto el aceite de coco) hasta conseguir una textura muy cremosa. Ajustamos la cantidad de endulzante al gusto (esta receta está diseñada para que no sea excesivamente dulce). Con la batidora a baja velocidad, vamos añadiendo el aceite de coco a la mezcla.
  3. Añadimos esta mezcla sobre la base que ya tenemos en el molde.
  4. Dejamos enfriar en la nevera al menos 12 horas (también la podemos congelar).
  5. Servimos la tarta con chips de coco tostados y piña fresca.

Notas:

Si quieres ir un paso más allá, fermenta los anacardos y el yogur de coco (ya batidos) añadiendo 1 cucharadita de kombucha o una cápsula probiótica antes de añadir el resto de ingredientes. Deja que fermente en un cuenco cubierto durante 8-12 horas, según la temperatura. Después haz la tarta utilizando esta mezcla ya fermentada.

http://thegreenfuel.com/2018/05/20/raw-cheesecake-tapache-pina/

Lauren Lovatt, plantbased chef