Los chips de polenta son una alternativa a las patatas fritas, un acompañante o snack crujiente y lleno de sabor al tiempo que libre de gluten. Me encanta prepararlos para acompañar sopas o mojar en salsas. La masa se puede conservar hecha (antes de hornearla), en la nevera durante una semana sin problema e incluso congelarla. 

Chips de polenta al horno

Ingredientes

  • 1 litro de agua
  • 220 gramos de polenta
  • 2 cucharadas de levadura nutricional
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • sal al gusto
  • 1 cucharada de mezcla de hierbas secas: albahaca, orégano, tomillo....

Instrucciones

  1. Añadimos el agua a un cazo y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego y añadimos la polenta. Sin dejar de mover cocinamos un par de minutos, veremos que espesa muy rápido. Añadimos la sal al gusto, la levadura nutricional y las hierbas y mezclamos muy bien.
  2. Añadimos la mezcla a un molde engrasado con aceite de oliva y dejamos enfriar en la nevera 1 hora.* Desmoldamos y cortamos en bastones. Rebozamos los bastones en una mezcla de 1 cucharada de levadura nutricional, 2 cucharadas de polenta y 1 cucharadita de hierbas provenzales. Horneamos a 180oC 15-20 minutos, hasta que queden dorados (puede ser menos tiempo, depende mucho del tamaño de los bastones).

Notas:

Si no vamos a comerlos en el momento, guardamos la masa en la nevera, en el molde. Dura sin problema varios días. Los cortamos, rebozamos y horneamos justo antes de comerlos, porque si no perderán su crujiente delicioso.

https://thegreenfuel.com/2019/05/31/chips-de-polenta-al-horno/